hacer pizza en casa

Cómo hacer una buena pizza en casa

La Pizza para un italiano es como la paella para los valencianos,no es una simple comida sino sinónimo de cultura, de reuniones familiares y celebraciones. La Unesco ha integrado a la pizza en el Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. Por eso queremos darte unos consejos para hacer una buena pizza en casa, como los auténticos italianos, sin cometer errores, y respetando unas sencillas reglas.

La pizza debe ser ligera, sabrosa y fácil de digerir. Si quieres hacer la pizza perfecta, ni poco hecha ni chamuscada, tendrás seguir algunos pasos que te relatamos a continuación. Hacer pizza exige mucha precisión, atención y algunos trucos para usar el horno de casa como un pizzero profesional.

Levadura para la masa de la pizza

La levadura es un ingrediente esencial y, aunque los maestros pizzeros sugieren el uso de la masa madre, la levadura seca granulada es una buena alternativa. Cuanto menor es la cantitad de levadura, mayor es el tiempo de fermentación. Se puede poner la masa en la nevera para que fermente más lentamente, también puedes ponerla dentro del horno apagado, y se recomienda limitar el tiempo de levado a 12 horas.

Harina para hacer pizza en casa

Mejor siempre si usamos harina de gran calidad. Los pizzeros recomiendan usar harina panadera y si la masa está demasiado blanda mezclarla con la harina de manitoba. Si tienes ocasión, no dudes en comprar harina de molino.

¿Cuándo poner la sal en la pizza?

 La sal y la levura se llevan mal y pueden entrar en conflicto. Así es que la sal debe ponerse sólo cuando todos los otros ingredientes estén bien mezclados.

TRUCO: añade azúcar para estimular la fermentación. No lo sustituyas por miel, malta u otro edulcorante. Azúcar y sólo azúcar.

Cómo usar el rodillo para hacer pizza

Para hacer una pizza en casa, se admite el uso del rodillo, aunque ya sabes que los auténticos pizzeros no lo usan y estiran la masa de la pizza haciéndola rodar en el aire. Pero en casa, para hacer una masa suficientemente fina,  usa el rodillo girando la base (no el rodillo) a medida que la vas estirando.

Añadir el tomate y queso en la pizza casera

La llamada passata de tomate es fundamental para hidratar la masa o tendrá la textura de una galleta cuando salga del horno. Vierte la pasata en el centro de la pizza y extiendela por todos lados con la ayuda de una cuchara y dejando un margen en los bordes.

Para que la mozzarella no suelte mucha agua durante la cocción hay que cortar el queso en rodajas y ponerlas en un colador durante un rato antes de usarlas.

Cómo cocer la pizza en el horno de casa

Lo ideal es hornear la pizza cubierta solamente de passata de tomate y luego agregar la mozzarella cuando la cocción esté a punto de terminar y los otros ingredientes según su tiempo de cocción. El jamón siempre debe añadirse al final, mientras que las berenjenas y los calabacines un poco antes.

¿Cuál es la temperatura ideal del horno?

En las pizzerías la pizza se cocina a 300°C pero estas temperaturas no se pueden alcanzar en el horno de casa. Así se recomienda precalentar el horno, aumentar la temperatura a tope y luego poner la pizza en la primera altura. Si usas un horno ventilado, pon la pizza en la tercera altura para que no se quede seca. El tiempo de cocción generalmente varía de 10 a 15 minutos para una pizza bien hecha y crocante.

Como ves, el reto no es imposible. Con estos consejos y eligiendo buenos ingredientes, la probabilidad de éxito es casi segura.

Empieza por pizzas sencillas, con pocos ingredientes, y ve desarrollando la creatividad poco a poco. Pero sobre todo, necesitas un buen horno, como los hornos italianos Alfa Forni, con los que no tendrás ningún problema